Principio 2: Quererte a ti mismo

Quererte a ti mismo

El segundo principio es Amor incondicional. Esto significa quererte a ti mismo. Por lo tanto, este principio significa disculparse con usted mismo a través del perdón

A lo mejor usted ha sido incorrectamente maltratado por alguien, pero la realidad es que su vida es su creación

y usted no puede seguir hechándo la culpa a las personas. Su vida es 10% de lo que le sucede y 90% de como usted responde a los eventos y circunstancias.

Responsabilidad significa: la capacidad de responder de manera competente a lo que nos sucede con nuestras acciones.

"Si usted no puede amarse a usted mismo, usted va a tener dificultades amando a los demás porque inconcientemente usted resentirá el tiempo y energía que le dá a los demás y no se dá a usted mismo". Barbara De Angelis

Una persona que no se ama a si misma se centra en los problemas de los demás. Desea rescatar a los otros pero como se niega a si mismo vive fustrado y resentido. El temor es el de ser abandonado por eso cree que es mejor sentirse necesitado. El perdonarse a usted mismo es fundamental porque si no lo hace usted va a estar siempre a la defensiva con su relaciones, va a sentir culpa y remordimiento y seguirá en un círculo de baja autoestima.

Por favor haga los siguientes ejercicios:

Escriba una carta a usted mismo pidiendo disculpas por todos estos años que usted no se ha amado a usted mismo. Usted puede comenzar con su nombre: Estimado (su nombre), luego escriba todo lo que usted odia acerca de usted mismo y termine diciendo algo así: "Yo te prometo que de hoy en adelante voy a hacer un esfuerzo para amarte y aceptarte tal cual eres. (firme con su nombre). A continuación le daré un ejemplo de lo que yo escribí:

Estimada Carla,
Me gustaría disculparme contigo porque todos estos años te odié porque vos trataste de agradar a todo el mundo para sentir amor y atención y te olvidaste de mi. Siempre ignoraste mis necesidades porque todos los demás eran más importantes. Te traté como un felpudo, te hice hacer cosas que vos no querías hacer, hice tu vida miserable y te hice sentir que vos no eras importante. Te hice sentir indigna, te volví invisible porque de esa manera me hiciste sentir. Yo te prometo que desde hoy en adelante voy a hacer un esfuerzo para amarte y aceptarte tal cual eres. Mucho Amor. Carla

Escriba ahora una segunda carta, es la carta del perdón. Usted puede comenzar de la misma manera: Estimado (su nombre), Yo quiero que sepas que te perdono por (escriba razones).. Yo se que vos estabas haciendo lo mejor que podias en ese momento con los recursos que tenías. Yo quiero que sepas que te perdona total y completamente ahora. Quiero que sepas que te amo y acepto tal cual sos.Mucho amor. Carla

Un ejemplo de lo que escribí es:

Estimada Carla,
Quiero que sepas que te perdono por no amarme y apreciarme , por hacerme sentir que nunca fui digna de amor. Te perdono por no pensar ni siquiera en mis necesidades, por hacer que los demás sean una prioridad, por no defenderme, por dejar que los demás abusaran de mi. Por hacerme sentir miserable, por cuidar a todos y no cuidarme a mi. Por vivir en negación constante. Por pensar que no tenía valor, por no dejar que mis sueños se vuelvan realidad. Por tener miedo de estar sola , por no creer que mi vida tiene un propósito, por hacerme pequeña para que todos los demás puedan brillar y sobresaltar. Por vivir en odio y resentimiento. Por vivir con culpa y crearme enfermedades para justificar que era una mártir. Por vivir como una víctima. Pero ahora se que vos estabas hacienda lo mejor que podías con los recursos que tenías. Quiero que sepas que te perdono total y completamente. Quiero que sepas que te amo y acepto tal cual eres. Mucho amor. Carla.

Después de hacer estos ejercicios usted se sentirá en paz con usted mismo. Una vez que termine las dos cartas, quémelas. Porqué? Porque esta es la liberación final de las emociones negativas e imágenes a las que usted estaba apegado.


Recursos recomendados

El poder está dentro de ti (Books4pocket crec. y salud)

Romper Las Cadenas De La Baja Autoestima