Cómo tratar con una madre intrusiva

madre emocionalmente intrusiva

Una madre entrometida puede ser una pesadilla. Desafortunadamente, esta es la realidad de muchas personas. Si eres uno de los que tiene una madre emocionalmente intrusiva, esta información te será de mucha utilidad. Le diremos cómo tratar con la madre entrometida. Esperamos que estos consejos le ayuden a mejorar sus relaciones y vivir una vida mejor.

Antes de profundizar en cómo lidiar con una madre emocionalmente intrusiva, vamos a aclarar cuáles son los límites en una relación. Todos los tenemos, y usted debe ser consciente de ellos antes de comenzar.

Los límites son saludables en las relaciones. Te dan espacio para respirar y promueven la armonía. Cuando los límites se rompen, la persona se vuelve intrusiva. Esto puede ocurrir en cualquier tipo de relación. Usted pone los límites a su espacio personal y a sus emociones.

Cualquiera que cruce los límites estará sobrepasándose. Está atentando en contra de su individualidad. Al violar los límites, la gente trata de forzarte a ser lo que no eres o hacer lo que no quieres. Este al pendiente de sus límites y advierta a las personas cuando estén a punto de cruzarlos.
Cuando alguien cercano no respeta los límites que tú decides, se hace más difícil de soportar. Si esa persona es su madre, entonces el desafío será mucho más difícil. Desafortunadamente, hay muchos ejemplos de madres emocionalmente intrusivas. Vamos a continuar con algunos consejos sobre cómo tratar con ellas.

Haga una Lista de las Situaciones

suegra entrometida y controladora

Antes de lidiar con su madre emocionalmente intrusiva, cálmate. Mientras estás solo y en estado mental optimo, haga una lista de todas las situaciones que generen conflicto. Luego, califíquelos empezando por el que le genere más molestia.

Usted debe comenzar a resolver los problemas con su madre identificando las cosas que más le molestan. Nunca tomes ninguna decisión estando enojado. Es mejor pensar sobre esta situación con la cabeza fría. Una vez que se han identificado todas las situaciones que generan conflicto, ¡es hora de pasar a la acción!

Hablar es tu primera opción

Hablar siempre debe ser su primera opción. Asegúrese de hablar con su madre mientras ambos están calmados y en un lugar neutral. Invítala a almorzar en un restaurante. Un lugar público podría hacerla controlar sus emociones. Sin embargo, de esto no hay garantía. Esté preparado para una reacción adversa, y no deje que lo descontrole a usted también.

Trate de darle razones de por qué está siendo intrusiva. Dígale que la quiere, pero que es mejor que respete sus límites. Sea muy claro sobre cuáles son estos límites sin vacilación. El poder de su madre puede radicar en la habilidad para manipular sus emociones. Esta manipulación; la mayoría de las veces, suele ser realizada inconscientemente. Compréndalo usted conscientemente de modo que esta no le afecte. La realidad es que yo nunca que pensé que sería inconsciente la manipulación, por esa razón siempre me peleaba con mi madre.

Si ella intenta manipularlo explícitamente, usted lo notará fácilmente. En estos casos, ella intentará cambiar rápidamente su estrategia al descubrir que su intento de manipulación no funciono. Esté preparado para lidiar con este hecho e intentar de la mejor manera hacerla entrar una razón. Puede ser muy difícil pero es parte de la vida que uno es más maduro que su madre.

Si tiene suerte, hablar del tema transformará a su madre intrusiva en una madre con la que puedas contar. Al ser sincero, creara un vínculo más fuerte. Este le servirá a largo plazo para construir un vínculo de confianza y mejorar su relación.

Busque una actividad que la ayude a despegarse emocionalmente de usted

En la mayoría de los casos, las madres son codependientes de sus hijos. Ellas les dieron a luz, pero con el tiempo, es difícil concebir la idea de la separación. Las madres esperan que sus hijos estén a su lado constante e incondicionalmente. Esto sucede muchas veces cuando la madre es una viuda o tiene un solo hijo/a. Sin embargo, eso no es posible, usted tiene que vivir su propia vida.

Esto es en lo que una actividad puede ayudar a su madre emocionalmente intrusiva a despegarse de usted. Servirá como una distracción y mejorará su relación con ella. No hay nada de malo en que ella tenga necesidades emocionales. Usted sólo tiene que buscar formas de dirigir parte de estas necesidades hacia otros sitios. La caridad y el aprendizaje de nuevas habilidades son excelentes opciones para expandir sus fronteras.

 

Cuando Nada Mas Funciona

Si hablar y encontrar una actividad alternativa no funciona, entonces debe establecer límites por la fuerza. Lo más probable es que su madre emocionalmente intrusiva intente manipularlo para evitar que se vaya. Debe ser consciente de ello y resistir sus intentos.

Reduzca el tiempo que pasan juntos y ponga cierta distancia entre los dos. Especialmente si todavía vive en su casa, es hora de encontrar un lugar propio. Corte otras conexiones, como cualquier tipo de apoyo financiero de parte de ella. Eso ayudará a darle la oportunidad de reajustarse. Si es necesario, deje de hablarle. Después de algún tiempo, puede hablarle de nuevo, y su relación podría haber mejorado significativamente.


.