¿Qué es la resiliencia y cómo puede ayudarte a lo largo de tu vida?

Resiliencia, un término que probablemente has escuchado o visto en redes sociales, ¿pero conoces lo que implica? Se trata de una fuerza intrínseca que nos ayuda a enfrentarnos y superar cualquier calamidad, la cual podemos aprender a desarrollar como parte importante de nuestro crecimiento personal.

Esta cualidad está presente en todos los seres humanos en mayor o menor medida, sin embargo, se manifiesta en diversas circunstancias de nuestra vida y constituye una de las herramientas anímicas más importantes para el ser humano.

En el siguiente artículo abordaremos la resiliencia desde un punto de vista psicológico y te revelaremos las claves que necesitas conocer para comenzar a ser una persona verdaderamente resiliente. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es resiliencia?

Según la Real Academia Española (RAE) la resiliencia es la disposición que tienen los seres humanos de asumir con una actitud asertiva diversas situaciones límite, adaptarse a ellas y lograr superarlas. No obstante, la psicología amplía un poco más este concepto: los escenarios adversos o traumáticos de nuestra existencia no solo son superados gracias a la resiliencia, esta también nos ayuda a salir fortalecidos de todo esto, con una mayor experiencia y mejores herramientas a nivel emocional.

A lo largo de nuestra vida vamos adquiriendo recursos psicológicos que solo podemos obtener con nuestra propia experiencia, es por ello que la resiliencia implica reestructurar e innovar en nuestros propios recursos de acuerdo a las circunstancias que vamos experimentando. Y es esta la característica más resaltante de las personas resilientes, no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades, también se valen de estas situaciones negativas para crecer emocional y espiritualmente, desarrollando al máximo su potencial.

La resiliencia surge en gran parte del análisis e introspección que son capaces de hacer las personas frente a diversos contextos. Cuando nos encontramos en una posición desfavorable y nos hemos quedado sin herramientas, la necesidad de resolver aquello que nos aqueja nos impulsa a encontrar una solución, ya sea con base en nuestras propias ideas o recurriendo al apoyo de otros.

Toda persona resiliente cuando se encuentra en una circunstancia infortunada sabe que después de la tormenta viene la calma, así que consiguen en sí mismos la tranquilidad, la paciencia y la fortaleza que necesitan para gestionar sus propias emociones.

¿Cuáles son las características de una persona resiliente?

Existen algunos pilares fundamentales que caracterizan a la resiliencia frente a otros recursos humanos. A continuación, nombraremos las características más resaltantes de las personas resilientes que podrás ir desarrollando a partir de la introspección y el autoconocimiento. 

  • Mantienen un amplío círculo de familiares y amigos:

Las personas resilientes son autónomas y sostienen una actitud positiva en todo momento, y aunque se desenvuelven en una dinámica individualista, se apoyan en los lazos afectivos que tienen con familiares y amigos. Es decir, son capaces de soportar el dolor emocional y reflexionar en torno a ello sin encerrarse en sí mismos manteniendo la calidad de sus vínculos de forma constructiva.

  • Poseen un mundo interior creativo:

Las personas resilientes no procesan el mundo a su alrededor desde un punto de vista superficial, al contrario, suelen ser personas que no tienen miedo de buscar dentro sí y ahondar en su ser. Para ellos, cuando el mundo exterior los trata con dureza, buscan en su mundo interior un refugio para dar color a sus vidas. No se trata de un escape, las personas resilientes no buscan huir de sus problemas, tan solo hacerlos más llevaderos. Es por ello que antes de caer en crisis prefieren drenar sus emociones realizando diversas actividades que dependerá de las preferencias de cada quien, pero siempre secundados por pensamientos positivos que les ayudan a mantener su equilibrio emocional.

  • Capaces de adaptarse a los cambios:

Las personas resilientes no temen a los cambios, los entienden como una parte importante de nuestra existencia y del dinamismo propio de la vida. Incluso cuando las variaciones que pueda tomar su destino no son precisamente lo que ellos esperaban, suelen tomar una postura abierta a aceptar los cambios y adaptarse a ellos. Dependiendo de cuán doloroso sea este cambio, pueden sobrellevarlos sin ayuda o apoyándose en sus vínculos con familiares y amigos.

  • Practican la gratitud como filosofía de vida:

Aunque atraviesen por un gran dolor o decepción, las personas resilientes entienden la importancia de estar agradecidos con la vida. Practicar la gratitud les brinda un panorama más amplio de su realidad ayudándolos a enfocarse más en las cosas positivas, las cuales usan como impulso para continuar.

  • Tienen un gran sentido del humor:

La risa es una herramienta poderosa que nos ayuda a hacerle frente a la ansiedad, así como a reducir el estrés. Las personas resilientes saben que afrontar las situaciones con buen humor hará que incluso la situación más difícil sea mucho más tolerable. Es por ello que se apoyan de su buen sentido del humor para resolver positivamente los problemas cotidianos.

¿Cómo llegar a ser una persona resiliente?

Ahora que conoces las características clave de las personas resilientes, es hora de que comiences a desarrollar tu propia fortaleza interior. La resiliencia es una práctica que puede desarrollarse y entrenarse a lo largo de la vida a través de pequeñas acciones como:

  • Nutre tu vida con nuevos intereses. El cine, las artes, la pintura y dibujo, la música, la lectura, el yoga, la meditación o la escritura pueden ayudarte a enriquecer tu visión de mundo, fortaleciendo el concepto que tienes de la belleza asociada a tu existencia.
  • Realiza cursos de crecimiento emocional y espiritual. No tienes que ir a un retiro, ni inscribirte en una academia si no lo deseas. También puedes buscar libros, documentales, podcasts y cualquier tipo de material que te ayude a ampliar tu desarrollo personal.
  • Cultiva relaciones sanas y cuida los vínculos sociales que forman parte de tu vida ahora mismo. Conversa con tu familia, no olvides a tus amigos, realiza pequeños encuentros para compartir con cada uno, recuerda que ellos representarán tu red de apoyo en los momentos más difíciles.
  • Aunque la introspección es algo bueno, detente también a observar el mundo a tu alrededor. Todas las personas tienen una lucha personal que sobrellevan a diario. Dedícate a conocer las historias de otros y toma como modelo a aquellas personas resilientes más cercanas a tu entorno.
  • Lleva un diario de gratitud. No tienes que escribir textos demasiados largos, solo tomarte 5 minutos al día para anotar todo aquello por lo cual debes estar agradecido, desde las cosas pequeñas hasta tus más grandes logros y aciertos. Te ayudará a darte cuenta cuán afortunado eres y esa perspectiva será determinante para desarrollar la resiliencia en tu vida.


¿Cómo piensan las personas resilientes?¿Cómo se manifiesta la resiliencia en sus vidas?

El gran secreto de las personas resilientes para afrontar las dificultades de la vida es su ecuánime forma de pensar.

Alguien que ha desarrollado la resiliencia, es capaz de controlar sus emociones, sabe identificar la emoción que está sintiendo y encuentra la mejor forma de gestionarla sin herir a otros o dañar sus relaciones interpersonales. Frente al enojo, una persona resiliente es capaz de decir de forma calmada: “ahora no es un buen momento para hablar de este tema, pero te prometo que lo conversaremos cuando me sienta mejor”. Moderan sus impulsos y muestran una buena conducta en situaciones de gran estrés o mucha presión.

Frases como: “los obstáculos no deben detenerte, solo debes usar tu creatividad para superarlos”, “no es momento de rendirse, podemos continuar”, son pensamientos bien arraigados en la mente de las personas resilientes. Cuando se topan con una dificultad, es donde se apoyan completamente en su optimismo y su buena actitud.

Las personas resilientes no se rinden ante el primer “no” que encuentran en su camino, buscan nuevas oportunidades, no temen a los retos y confían al máximo en sus capacidades.

La resiliencia se manifiesta en las personas, en el momento que desean alcanzar una meta y deciden no rendirse y usar su imaginación para resolver los diversos problemas que se van presentando. Lograr lo que se proponen aumenta la confianza en sí mismos, de manera que cuando se enfrentan a una situación adversa, lo toman como un obstáculo más y se centran en salir adelante.

Famosos que son resilientes: conoce sus historias

Entre algunas de las personas famosas a las que puede hacerse mención destaca el científico Stephen Hawking, quizás una de las mentes más poderosas de nuestra época, quien no se dejó vencer por su enfermedad y a pesar de sus limitaciones jamás dejó de investigar acerca del universo. Su trabajo es tan transcendental que cambió por completo nuestra concepción del tiempo y el espacio.

Malala Yousafzai ha luchado contra el odio desde los 12 años en medio de una cultura machista y rodeada de injusticias. Es reconocida mundialmente por defender los derechos de las mujeres de su país a recibir una educación libre y de calidad. Siendo muy joven, sufrió un intento de asesinato en su autobús escolar, recibió un tiro en la cabeza y uno en el cuello; esta vez Malala tuvo que luchar por su vida sometiéndose a dolorosas cirugías que le dejarían secuelas de por vida. A los 16 años fue nominada al premio Nobel de la paz, convirtiéndose en la mujer más joven en recibir esta nominación.

Otro gran ejemplo de personas resilientes es Nelson Mandela, después de haber sufrido por 27 años en la cárcel, y de padecer situaciones de discriminación y acoso, se postuló como presidente de Sudáfrica y ganó las elecciones.

Katy Perry es una cantante y compositora de gran éxito que tuvo un largo viaje lleno de fracasos consecutivos antes de llegar al estrellato. De hecho, su primer álbum vendió solo doscientas copias antes de que la discográfica cerrara. Posteriormente fue eliminada de otras dos compañías discográficas. Le tomó casi diez años de fracaso y trabajo duro antes de lanzar la canción aclamada por la crítica, I Kissed a Girl, en 2008.

La vida de joven adulto de Stallone fue increíblemente dura. En un momento, estuvo sin hogar durante tres semanas, viviendo en la estación de autobuses de Nueva Jersey. Estaba tan quebrado que mientras escribía el guión para Rocky, le cortaron el servicio de electricidad y se vio obligado a vender a su perro por $25 solo para volver a tener electricidad. También fue rechazado por los productores de cine más de 1.500 veces. El logro comprar su perro nuevamente y le costo $15000.00

Estos ejemplos nos enseñan que, a pesar de la vulnerabilidad, el miedo, las enfermedades, el dolor emocional o las circunstancias externas siempre podemos sobreponernos y seguir adelante. Este es el camino que siguen las personas resilientes para alcanzar el éxito y lograr un amplio crecimiento personal en sus vidas.

Frases de resiliencia

El roble luchó contra el viento y se rompió, el sauce se dobló cuando debía y sobrevivió. Robert Jordan,

Hágase responsable de un estándar más alto de lo que nadie más espera de usted. Nunca te disculpes. Nunca te compadezcas de ti mismo. Sé un maestro duro contigo mismo y sé indulgente con todos los demás. Henry Ward Beecher

No me juzguen por mi éxito, juzguen por cuántas veces me caí y volví a levantarme. Nelson Mandela

Nuestra mayor gloria no es nunca caer, sino subir cada vez que caemos. Confucius

Cae siete veces, levántate ocho. Proverbio Japones

El mundo está lleno de sufrimiento pero también de superación del mismo.  Helen Keller