Yo soy suficiente: ¿cómo convertirte en una persona merecedora?

Debido a ciertos paradigmas de la sociedad, muchas veces pensamos que para saber que somos suficientes alguien más nos lo debe decir y es allí cuando nace nuestra necesidad de afirmaciones positivas por parte de otras personas.

Pero, lo cierto es que nadie puede hacernos sentir que estamos bien y que llenamos las expectativas, porque esto debe venir de lo más profundo de nuestro ser.

Asumir que somos suficientes para lograr todo lo que queremos y aceptarnos tal y como somos, será la clave para lograr nuestra estabilidad, felicidad y paz interior, que nos llevará tener excelentes relaciones con las personas que nos rodean y lograr nuestros objetivos de vida.

Si quieres conocer más sobre la afirmación de “Yo soy suficiente” y su relación con nuestra autoestima, ¡sigue leyendo! En el siguiente artículo, te daremos una explicación clara sobre este tema y te daremos la clave para convertirte en una persona merecedora.

Conoce cuál es el significado de “yo soy suficiente”

Muchos terapeutas han definido esta frase como una autoafirmación positiva, pero Marisa Peer, hipnoterapeuta transformacional y autora del programa Vida Sin Límites, lo ha llamado una “declaración de la verdad”.

Esta profesional hace mención a que cuando nuestra mente escucha que es una declaración de la verdad, tu perspectiva sobre ella cambia por completo, ya que al saber que es verdad, que tú eres suficiente, cambiará el cómo tu inconsciente lo analiza y cómo te sientes con esta declaración.

Muchas veces cuando nos proponemos a reforzar nuestro positivismo con declaraciones o frases de afirmación, nuestro cerebro nos dice “eso no es verdad, mira la situación por la que estamos pasando”.

Sin embargo, el poder de esta frase “Yo soy suficiente” nace del hecho que tu mente no puede decir “no es cierto” porque es completamente cierto y no existe una situación en la vida que pueda invalidar o hacer menos importante esta afirmación.

Por ello el significado de esta declaración es que siempre, a pesar de cualquier cosa, tú eres suficiente para alcanzar lo que te propones en vida y nadie en absoluto debe hacer pienses o sientas lo contrario.

Esta declaración de verdad, está estrechamente ligada con tu autoestima, ya que cuando sabes que tú eres suficiente para todo, nace en ti un inmenso amor propio que te impulsa a lograr aquello que te propongas.

Tu autoestima es la base principal de muchas acciones en tu vida y cuando se encuentra baja, estás susceptible que cualquier persona pueda hacerte cambiar la perspectiva de ti mismo, solo con un mal comentario.

En este sentido, la declaración de “Yo soy suficiente” puede hacerte comprender de lo que eres capaz y lo que vales, ayudándote a mejorar tu autoestima y amor propio.

Señales de que tu autoestima no está bien:

critica

Existen ciertas señales que pueden revelar que tu autoestima está pasando por un mal momento, entre ellas podemos nombrar:

  • Te tomas la criticas demasiado personal
  • Quieres tener el control sobre otras personas
  • Te sientes indeciso ante tus decisiones
  • Siempre quieres complacer a los demás
  • Te comparas con otros, siempre de forma negativa
  • Le atribuyes la culpa de tus actos a los demás
  • Estás constantemente a la defensiva
  • Te sientes incapaz de decir “NO”
  • Desvaloras tus propios esfuerzos
  • Te disculpas constantemente por todo
  • Aceptas que otros tomen decisiones por ti
  • Te das por vencido muy fácilmente
  • Permites que otros te traten mal o abusen de tu confianza 

¿Cómo puede afectarte una autoestima baja en tu vida cotidiana?

La baja autoestima es una condición que puede afectarte de forma negativa en diversos aspectos de tu vida cotidiana. Cuando careces de buena autoestima, es muy complicado que tengas relaciones sanas con los demás, ya que para tener paz y tranquilidad con otros, primero debes tenerla contigo mismo, aceptándote y amándote tal y como eres. De esta forma las decisiones, comentarios o acciones de los demás no afectarán tanto a nivel personal y podrás afrontarlas de forma más objetiva.  

Los aspectos más relevantes de la vida diaria que pueden verse afectados por la baja autoestima son:

  • A nivel laboral:

Manejar el ambiente laboral muchas veces puede ser complicado. En él, debemos compartir con diversas personas y debemos saber enfrentar cuando algún compañero nos hace un mal comentario o simplemente no le caemos bien, así como puede que este tampoco nos agrade, y esto es completamente normal.

Cuando una persona con baja autoestima debe enfrentarse a un ambiente laboral, su aptitud puede no ser la más adecuada, ya que podría reaccionar de forma exagerada ante cualquier crítica o situación incómoda o simplemente podría ser demasiado sumisa, dejando que los demás abusen de su confianza o lo humillen, solo para sentirse incluido. 

  • En tus relaciones interpersonales y amorosas:
autoestima y relaciones

La autoestima y el amor propio son indispensables en las relaciones interpersonales y amorosas, pues siempre antes de querer y amar a otros, debemos tener un gran amor propio, que nos permita saber quées lo que merecemos en esta relación y qué no toleraremos en lo absoluto.

Cuando una persona con baja autoestima inicia una relación, sus acciones siempre van guiadas a complacer al otro sin pensar en sí mismo, siempre espera que esta persona emita afirmaciones positivas sobre él para poder sentirse bien y además es muy propenso a sufrir de abuso en la relación por miedo a perder a la persona.

  • En tu núcleo familiar

Tener una baja autoestima no sólo influye en la relación con nosotros mismos, sino también con nuestro entorno. La tendencia de generalizar y pensar que todo está mal, conlleva a la distorsión del pensamiento al punto de pensar sólo en lo negativo que ocurre en el entorno.

Una persona con baja autoestima no es capaz de ver aspectos positivos en su núcleo familiar, por lo que las relaciones con sus allegados se establecen de forma confusa, intrincada, incómoda y siempre inconforme.

La comunicación asertiva no existe para quienes tienen la autoestima baja, por lo que a sus familiares se les dificulta mucho establecer una conversación o llegar a un acuerdo. Así mismo, quienes tienen problemas de autoestima suelen crear relaciones de dependencia, con la necesidad de sentirse valorados, pero, una vez que reciben dicha valoración positiva, suelen rechazarla por no sentirse adecuados o creer que tienen carencia de méritos.

Una persona con falta de autoestima se caracteriza por no tener reglas dentro del hogar, o bien, tener parámetros difusos, contradictorios, basados en los estereotipos y no en las verdaderas necesidades que tiene el grupo familiar para conservar su estabilidad.

  • A nivel espiritual

Una persona es una suma de normas y características que forman un conjunto capaz de definir la personalidad, la estructura psicológica, el ego, el bienestar emocional y muchos otros aspectos importantes.

La espiritualidad es otro de los factores que se ve afectado por la baja autoestima. ¿De qué forma? Si no existe un equilibrio entre los pensamientos, deseos, actitudes y emociones, se genera una fuerte energía negativa que alimenta los estímulos contradictorios.

A nivel espiritual, la baja autoestima produce estancamiento de las energías e incluso un grave retroceso en las metas y aspiraciones de la persona, sintiéndose incapaz de lograr sus objetivos y sin ánimo de salir adelante, estableciendo límites que le permiten pensar únicamente en los aspectos negativos de su vida.

Dicha inestabilidad entre la autoestima y el espíritu sólo puede corregirse cuando la persona mejora y fortalece su autoestima, llegando a un equilibrio consigo mismo, sus pensamientos, su alma, sus deseos, sus vibraciones y sus energías.

Pero… ¿Qué hacer? Los hábitos básicos para fortalecer tu autoestima

ejercicio fisico

Por sencillo que parezca hay quienes no conocen una forma práctica de fortalecer e incrementar su autoestima. ¡Pero tranquilo! A continuación, te presentaremos algunos hábitos básicos que te ayudarán a mejorar tu autoestima, recordando que solo depende de ti mismo conseguir tu propio bienestar.

  • Cuídate

Para empezar, debes aprender a escuchar y atender las necesidades de tu cuerpo, se trata de una parte esencial para amarte de principio a fin. Hacer ejercicio, tener hábitos alimenticios saludables, dormir bien y dedicar más tiempo a tus cuidados personales, son parte de lo fundamental para comenzar a forjar una mejor autoestima.

Desarrollar conciencia en cuanto a lo que necesitas cambiar y cómo vas a cambiarlo, es una parte esencial en este nuevo camino hacia una alta autoestima. Lo primero que debes hacer es analizar tus pensamientos sobre ti mismo, cómo te describes, cómo te hablas y cómo te tratas.

A partir de allí, tendrás claro cuáles son exactamente los cambios que debes tener contigo mismo para aumentar tus niveles de autoestima.

  • Los errores son positivos

Debes cambiar tu forma de pensar con respecto a los errores. Cometer errores es parte de la vida y aunque todos hemos crecido pensando que los errores son malos y que no deberíamos cometerlos, para mejorar tu autoestima debes cambiar estas experiencias desde una perspectiva positiva.

¿Cómo? La forma más inteligente es tomar los errores como una oportunidad de aprender, rectificar o tener la retroalimentación que necesitamos para nuestro desarrollo personal.

  • No te compares

La vida no se trata de competir con los demás, no es una carrera. Se trata de ser feliz con lo que eres y cuando te enfocas en terceros para establecer comparaciones contigo mismo, sólo estarás creando una competencia que no existe y que, por tanto, no vas a ganar.

Plus: recomendaciones importantes para forjar una buena autoestima

  • Busca y encuentra cuál es el origen de tu baja autoestima
  • Identifica tus fortalezas
  • Transforma pensamientos negativos en respuestas racionales
  • Pasa más tiempo con personas positivas
  • Pon límite a tus miedos
  • Perdónate, pon en práctica la autocompasión

¿Cómo afrontar las recaídas? 12 afirmaciones para recordar que eres una persona merecedora

En este trabajo de fortalecer la autoestima es más común de lo que parece tener recaídas, volviendo a los patrones que producen sufrimiento, los pensamientos negativos, las actitudes de inconformidad consigo mismo y demás. Por tanto, debemos tener refuerzos que nos ayuden a lidiar con estos bajones.

¡Sigue leyendo! A continuación, te presentaremos 12 valiosas afirmaciones que te ayudarán a mantener la convicción de que eres una persona merecedora.

  1. Abro mi mente y mi corazón al amor.
  2. Estoy dispuesta/o a vivir con bienestar y a amarme en todo momento.
  3. Soy talentosa/o y aprendo cada día nuevas formas de apreciarme.
  4. Estoy dispuesta/o a ver y reconocer mis talentos, mis cualidades y mi belleza.
  5. Estoy dispuesta/o a liberarme de los patrones de crítica hacia mí y otras personas.
  6. Sé que soy una obra en construcción, que puedo seguir mejorando y creciendo, no aspiro la perfección, me amo tal y como soy.
  7. Soy expansión, soy abundancia y soy amor.
  8. Cuido mejor mi cuerpo, mi mente y mi corazón porque me amo.
  9. El amor aporta alegría y energía a mi vida.
  10. Me deshago de mis miedos y me permito confiar en mi cuerpo.
  11. Cada día me ofrece una nueva oportunidad. Hoy es un gran día para mí.
  12. Me doy permiso de enfocarme en lo que me gusta de mí mismo.

Conclusión: una nueva perspectiva de vida

Nuestra convicción de nosotros mismos constituye nuestra verdadera identidad, incluyendo las virtudes y la forma de valorarnos para construir una autoimagen sana, segura y capaz.

¿Sabes qué es lo que impulsa tu identidad?

El sentido de la identidad siempre se ve promovido por la manera de pensar y actuar, siendo la autoestima el ingrediente básico para sobrevivir psicológicamente y tener un buen estímulo para establecer nuestra identidad.

Con una nueva perspectiva, un buen autoconcepto y mejor valoración de nuestras virtudes, seremos capaces de mantener una vida tranquila en todo sentido, incluyendo los aspectos laborales, sociales, amorosos, espirituales y familiares.

Las personas estables y que se encuentran bien consigo mismas, se sienten a gusto con sus vidas, son capaces de afrontar retos, asumir responsabilidades y resolver con seguridad los problemas que se les presenten.

En definitiva, tener un nivel adecuado de autoestima siempre será necesario para conseguir el equilibrio emocional y mental que necesitamos, logrando relaciones sanas con nosotros mismos y con nuestro entorno.