hijas de madres narcisistas

Hijas De Madres Narcisistas

Una madre narcisista es aquella que demuestra rasgos consistentes con el Trastorno Narcisista de la Personalidad, un trastorno de salud mental caracterizado por un sentido inflado de la propia importancia, una profunda necesidad de atención y admiración excesivas, relaciones problemáticas y falta de empatía por los demás. .

Una madre narcisista a menudo se enfoca en sus propias necesidades y deseos, ignorando en gran medida las necesidades de sus hijos. Puede tener una visión distorsionada de su superioridad, a menudo esperando elogios y admiración constantes de sus hijos. Su ensimismamiento puede resultar en el descuido o rechazo de las necesidades emocionales y el bienestar de sus hijos.

10 señales que podrían indicar que tu madre tiene tendencias narcisistas:

Necesidad constante de admiración: si tu madre constantemente exige atención y elogios, podría ser un signo de narcisismo. Es posible que se involucre con frecuencia en conductas de búsqueda de atención o se enfade si no es el centro de atención.

Falta de empatía: una madre narcisista puede mostrar una falta de comprensión o respeto por tus sentimientos. Ella podría descartar tus sentimientos, trivializar tus problemas o simplemente no reconocer tus necesidades emocionales.

Comportamiento manipulador: esto podría incluir sentirse culpable, culparlo a usted por sus propios errores o jugar a ser la víctima para salirse con la suya.

Comportamiento controlador: si tu madre trata de controlar diferentes aspectos de tu vida, como tu apariencia, amistades o decisiones, esto puede indicar narcisismo.

Leer Más  Acerca de Consejos para Relaciones de Pareja

Críticas excesivas: criticar regularmente tu apariencia, logros, amigos u otros aspectos de tu vida puede ser un signo de una madre narcisista.

Idealización y devaluación: una madre narcisista a veces puede ponerte en un pedestal, y otras veces, devaluarte o ignorarte. Esta inconsistencia puede ser confusa y dañina.

Actitud competitiva: si tu madre parece estar en constante competencia contigo, comparando sus logros con los tuyos, puede ser una señal de narcisismo.

Negación de responsabilidad: si tu madre nunca asume la responsabilidad de sus acciones, sino que te culpa a ti o a los demás por las cosas que salen mal, esto podría ser una señal de narcisismo.

Gaslighting: Esto implica manipular psicológicamente a alguien para que dude de su propia cordura. Por ejemplo, si tu madre niega cosas que sucedieron o distorsiona la realidad para que se ajuste a su narrativa, podría estar burlándote de ti.

Usa el amor como una herramienta de negociación: si tu madre solo muestra amor y afecto cuando te comportas de una manera que ella aprueba, este amor condicional puede ser un signo de narcisismo.

Recuerda, estos signos por sí solos no confirman definitivamente que tu madre sea narcisista. Podrían ser indicativos de otros problemas de salud mental o simplemente podrían ser patrones de comportamiento negativos. Si te sientes angustiado por estos comportamientos, podría ser una buena idea hablar con un profesional de la salud mental. Pueden brindarle orientación y apoyo, y ayudarlo a comprender sus experiencias.

Seis maneras en que las madres narcisistas tratan a sus hijas:

Las madres narcisistas a menudo ejercen una influencia profundamente dañina sobre sus hijas. Este comportamiento generalmente surge de la incapacidad de la madre para ver a su hijo como un individuo separado con sus propios pensamientos, sentimientos y necesidades. En cambio, la madre ve a su hija como una extensión de sí misma, lo que lleva a una variedad de interacciones poco saludables. Aquí hay seis formas en que esto puede manifestarse:

Leer Más  Viviendo en el mundo de la Violencia Doméstica

Manipulación emocional: las madres narcisistas pueden usar la manipulación emocional como medio de control. Esto podría implicar sentirse culpable, usar el amor como moneda de cambio o jugar a la víctima en situaciones para evocar simpatía o sumisión.

Negligencia y despido: una madre narcisista puede despedir o descuidar las necesidades emocionales de su hija. Puede parecer desinteresada en los sentimientos o experiencias de su hija, o mostrarse desdeñosa cuando la hija expresa sus necesidades.

Competencia: las madres narcisistas pueden ver a sus hijas como rivales y competir con ellas, particularmente en áreas como apariencia, popularidad o logros. Esto puede crear una dinámica poco saludable y hacer que las hijas se sientan inadecuadas.

Críticas y menosprecio: una madre narcisista puede criticar o menospreciar con frecuencia a su hija, lo que puede dañar la autoestima. Puede concentrarse en los defectos o fracasos percibidos, ignorando o minimizando a menudo los logros de su hija.

Dependencia y codependencia: las madres narcisistas pueden fomentar la dependencia en sus hijas, haciéndolas sentir que no pueden existir o tomar decisiones de forma independiente. Por el contrario, también puede fomentar la codependencia, donde la hija se siente responsable del bienestar emocional de su madre.

Gaslighting: esta es una técnica de manipulación psicológica en la que la madre narcisista puede hacer que la hija cuestione su propia memoria, percepción o cordura. Al negar o distorsionar la verdad, la madre puede controlar la narrativa y mantener su superioridad.

 

Aquí están algunos ejemplos:

Negación de eventos pasados: una madre narcisista puede negar eventos que claramente sucedieron. Por ejemplo, si recuerdas un evento específico de tu infancia en el que ella actuó de una manera dañina o dañina, es posible que insista en que nunca sucedió o que lo estás recordando mal. Esto puede hacerte cuestionar tus propios recuerdos.

Cambiando la Narrativa: Puede torcer o exagerar los detalles de un evento para que se ajuste a su propia narrativa. Por ejemplo, si hubiera una disputa entre tú y ella, podría echarte la culpa a ti, incluso si ella fuera la culpable.

Leer Más  Cómo Tratar Con Una Madre Intrusiva

Trivializar tus sentimientos: una madre narcisista podría minimizar tus sentimientos o experiencias. Por ejemplo, si le dices que te sientes molesto por algo que hizo, es posible que te responda con algo como «Eres demasiado sensible» o «Siempre reaccionas de forma exagerada». Esta es una forma de descartar tus sentimientos y hacerte cuestionar tus reacciones emocionales.

Desviar la conversación: cuando surge un tema difícil, una madre narcisista puede desviar la conversación para evitar asumir la responsabilidad. Por ejemplo, si la confrontas por un comportamiento negativo, podría responder: «¿Qué pasa cuando hiciste…?» Esto no solo desvía la culpa, sino que también devuelve la atención a ti, convirtiéndote en el ‘problema’.

Proyección: Ella puede acusarte de comportamientos de los que ella misma es culpable. Por ejemplo, si ella es demasiado crítica, podría acusarte de ser el crítico. Esto puede causar confusión y hacerte cuestionar tu propio comportamiento.

Ocultar información: una madre narcisista puede ocultar información y luego usarla en tu contra, haciéndote sentir desinformado o estúpido. Por ejemplo, es posible que no te cuente sobre un evento familiar y luego te culpe por no asistir.

Recuerde, si sospecha que está siendo engañado, puede ser útil hablar con un profesional de la salud mental. Pueden brindarle apoyo y ayudarlo a navegar a través de sus experiencias.

Los efectos de ser criado por una madre narcisista pueden ser profundos y duraderos. Sin embargo, es importante recordar que hay ayuda y recursos disponibles. La terapia y los grupos de apoyo pueden ser fundamentales para comprender y sanar esta forma de abuso emocional. Es crucial que las hijas de madres narcisistas sepan que sus experiencias son válidas y que no están solas.

Más Sobre Narcisismo

 

Facebook Comments Box
¡Haz clic para valorar esta entrada!
[Total: 1 Average: 5]

Publicaciones Similares