La Motivación Para Ser Un Triunfador


La vida está llena de baches en algunos momentos, pero eso no debe desanimarnos en la conquista de nuevas metas y siempre con la mirada hacia ser personas triunfadoras, que puedan afrontar todos los restos que hay en la actualidad en materia personal o laboral. Hay una gran cantidad de estímulos y situaciones que pudieran ocurrir, la diferencia es poder hacer algo para seguir adelante, en ser asertivos con todos los que están alrededor, pudiendo formar parte de un cambio positivo en la sociedad, pero también en todos los que están muy cerca de nuestra vida.

Más allá de un final satisfactorio ante nuestros proyectos, es tener la capacidad de disfrutar el proceso y hacer que más vidas se vean impactadas con cada triunfo. También hay que recalcar que tener más doctorados o carreras universitarias si puede ser una ayuda en tu escalada al éxito, pero esto no determina tu calidad humana ni la huella que vas dejando en el camino. Se trata de tener lo que deseamos en nuestra parte profesional como un título o nuevo emprendimiento, pero también sentirse realizado en el ámbito personal: Una familia llena de felicidad, donde todos estén contentos.

¿Qué es una persona triunfadora?

No importa la edad, las personas triunfadoras lo pueden ser desde sus primeros años de vida y esto lo determina más una actitud que una posición social o económica, es generar satisfacción con cada paso en nuestra evolución personal, es demostrarnos que no hay ningún obstáculo que pueda detener lo que se desea. Podríamos decir que cada quien le da una interpretación personal al éxito: Una de las más comunes es el desenlace positivo de una situación, terminar con una sensación de paz y bienestar después de una meta lograda, tener la conciencia en paz.

El esfuerzo, cualquier sacrificio que haces por estar allí, las horas de desvelos, lectura y prácticas pueden significar, por ejemplo, la graduación en la carrera que siempre deseaste desarrollar, a su vez esto te va a permitir tener un cambio positivo en todo tu entorno, en quienes están presentes para ti. Solos capaces de lograr lo que sea que nos propongamos, para eso vinimos a este mundo, para dejarlo mejor de lo que ya estaba. Solo tenemos que emprender un camino diferente al que nos señalan, hacer todo por pasión y porque sentimos que podemos generar positivismo en todo aspecto.

Las características de alguien triunfador

  • Lo primero que los triunfadoros hacen es planificarse en base a una meta, un propósito, aunque durante el trabajo previo debas modificarlo para poder culminar con buenos resultados. Trabajar con tu objetivo muy en claro hace que sepas cuáles decisiones tomar, te disfrutarás el día a día.
  • La labor comienza por ti mismo, tienes que creer en lo que vas a hacer y en tus capacidades para que los demás también lo hagan en todo momento. Tu confianza determina que los demás te crean y confíen en tus emprendimientos personales pero también en materia personal.
  • Tener iniciativa es extremadamente importante, es una cualidad de las personas triunfadoras, donde buscan hacer las cosas por cuenta propia. Si quieren generar dinero, montan un negocio. Si quieren enseñar, buscan su audiencia. Ayudan a quienes pueden a crecer, a generar cambios siempre de la forma más positiva que sea posible.
  • Pueden armar todo su proyecto de vida antes de llevarlo a cabo, tienen la capacidad de imaginar lo que van a hacer. Crean en su mente absolutamente todo, pueden hasta mentalizar los detalles de lo que pueden realizar, esto les funciona para hacer todo con más agilidad.
  • Las personas triunfadoras son de rápido accionar, no esperan que sus empleados o familiares hagan las cosas, prefieren hacerla bien y de su mano. Prefieren no dormir a estar con tareas atrasadas, el orden es un deber en su vida diaria, por eso es tan importante contar con gente capacitada a su alrededor.
  • El entusiasmo es una característica importante en estas personas, porque a pesar de que las circunstancias estén llenas de obstáculos, buscan herramientas para continuar hacia adelante. Se ocupan de buscarle lo positivo a los sucesos negativos, en vez de preocuparse por lo mal que la pueden estar pasando.
  • Son excelentes en el autocontrol, pueden hacerse cargo de sus emociones antes de que ellas perjudiquen sus actos. Si están molestos o dolidos, entienden que con este sentimiento no podrían hacer nada y al final el resultado de su trabajo se verá desmejorado, así que buscan hacer algo para sentirse mejor.
  • Entienden que no todo en la vida es competir con otras personas, a veces hay que hacerlo consigo mismo. Cuando llegan al final del proyecto, aparte de sentirse satisfechos pueden hacer lo que se les pida para que sus afectos también logren lo que buscan en sus vidas.
  • Los triunfadoros entienden la importancia de mantener buenas relaciones interpersonales, tratan de hacer amistades donde lleguen y mostrar todo su carisma. Esto a posterioridad puede significar que recibirán ayuda por parte de estos conocidos en cualquier aprieto, valorando siempre la solidaridad en momentos fuertes, viendo la amistad como una motivación.
  • Una cosa muy interesante de estas personas es que no se confían en lo que leen o les dicen, prefieren hechos y demostraciones. Se han dado cuenta de que sus acciones van a tener impacto en quienes trabajan con ellos e incluso en la familia, por eso son cuidadosos en cómo transmiten las cosas.
  • A veces les duele admitirlo, pero muchos de los estímulos que recibimos a diario son irrelevantes, por eso las personas triunfadoras pueden concentrar sus habilidades en las cosas que si tendrán un resultado positivo para su meta, olvidándose de las distracciones que siempre estarán alrededor.
  • Fracasar es de humanos, puede ser que les suceda unas cuantas veces antes de llegar a la cima. El éxito está en eso, en no dejarse derrotar por los malos momentos que hayas vivido durante el ascenso, continuar a pesar de que todo te diga que no hasta el momento en que digas “Lo logré”.

El autoestima en las personas triunfadoras

En palabras coloquiales, la autoestima es la opinión que tenemos sobre nosotros mismos, incluyendo las valoraciones de habilidades que poseemos, pero es una parte muy importante en los diferentes triunfos a nivel personal y de negocios. Es prácticamente una necesidad el saber que estamos haciendo las cosas bien, motivarnos en los días que sean duros y también saber que podemos con lo que sea que pase, todo este positivismo nos lo podemos dar al creer en lo que hacemos de forma incondicional, buscar cambiar nuestra vida en positivo, para luego cambiar la de otros.

No solo nos damos la motivación necesaria al tener una buena autoestima, las personas triunfadoras también aprovecharán la misma para no tomarse los fracasos como el final del trayecto, sino saber que se dio lo mejor de cada quien para ser mejores seres humanos y progresar. Es impresionante cómo influye el entenderte como persona, notar que tienes virtudes pero también unos cuantos defectos pero que ellos no deben opacar lo que sí sabes hacer, internalizando como premisa el que no somos perfectos y que cada caída es una forma de aprender a levantarnos, aunque sientas que todo golpea muy fuerte.

Los eneagramas tipo 3

Los eneagramas son mapas del comportamiento humano, donde se definen la personalidad y habilidades básicas que pueden tener los seres humanos, facilitando el entender las diversas personalidades que podemos encontrar en nuestro entorno, para aprender a trabajar con ellas sin causar problemas. En el tipo 3 podemos conseguir personas capaces de lograr el éxito pero que necesitan de la validación de otros para lograr metas, para ellos el mayor trabajo de todos es ganarse la admiración de las personas con quienes comparten, que vean sus ganas de tener una vida exitosa.

Ellos tienen ciertas características dentro del grupo de personas triunfadoras, con las cuáles no solo puedes identificarlas, sino dedicar un poco de tiempo para conocer cómo es un trabajo con ellos, analizando desde cierta perspectiva las debilidades para tratar de lidiar con ellas. Podemos destacar las siguientes dentro de su forma de actuar:

  • Han idealizado su imagen de si mismos. Se ven como siempre capaces, cuentan todas sus historias desde una sola perspectiva donde luzca lo más perfecta posible, no solo buscando la gloria, sino haciéndolo de una forma en que no hayan obstáculos ni cosas que le hagan quedar mal.
  • No prestan atención sobre si se llevan personas por delante en su búsqueda del triunfo, simplemente tratan de llevar a cabo sus tareas. Piensan que se deben ser eficientes ante todo lo que nos rodea, pero sin tomar en cuenta el contenido humano que hay detrás de cada paso que se da.
  • Es cierto que está entre las personas triunfadoras, pero porque hacen todos sus deberes de manera casi compulsiva. No ven que sus logros son por su forma de ser, ven el éxito como una estrategia de funcionar, de cumplir y así ir escalando en una posición económica o social.
  • Mientras más control tengan sobre lo que hacen y como lo hacen se sienten mejor, así podrán monitorear los resultados. Los retos que se presenten, son para ellos algo que deben terminar con resultados positivos, no poseen esa capacidad de analizar sus fracasos o buscarle algo positivo entre lo que suceda.
  • Tratan de siempre ir impecables ante lo que vayan a hacer, es como si llevaran una máscara ante el mundo. Otras personas los ven como Barbie y Kent, no hablan de sus defectos sino muestran una vida llena de sacrificios pero también con satisfacciones, presumen ampliamente de ellas.
“Tipos De Personalidad: Guía Fácil Del Eneagrama Para Entender Los 9 Tipos De Personalidad: Mejore Su Autoestima”

La confianza en sí mismos en las personas triunfadoras

En una persona que está buscando el éxito hay una cualidad que no puede faltar: Confiar en sus destrezas y habilidades, tener fe sobre las decisiones que vas a tomar, así que poco a poco hay que desarrollar esta capacidad. También es una excelente motivación, saber que habrá fracasos dentro de tus proyectos, pero que no por eso hay que dejar de intentarlo durante el tiempo que sea necesario hasta estar en la cima, en ese lugar por el que hiciste sacrificios sinfín, pero necesita mucho trabajo el reconocer todo lo que hacemos.

Los triunfadores utilizan esta confianza para notar si hay líderes natos en su alrededor, incluso si tienen la posibilidad de capacitar a otros, buscando que lo sean. Tratan de que todos los que están en su entorno inmediato exploten sus virtudes rápidamente, comparten las cosas buenas de la vida y pueden dar una muestra generosa de quienes son. En la mayoría de ocasiones el instinto tiene parte importante en las decisiones, por eso estás personas cuentan con aliados y resultados positivos dentro de sus emprendimientos, por saber escuchar a su mente antes del corazón o de lo que quisieran cambiar.

¿Cómo tratar las debilidades en una persona triunfadora?

Lo primero que debes observar dentro de ti cuando quieres estar entre las personas triunfadoras es precisamente la capacidad que tienes de controlar tus emociones y acciones, incluidas allí las debilidades, las cosas que no te gustan de ti pero de igual forma debes aceptar. Hay quienes ven el vaso medio vacío en su vida y por ello piensan demás antes de tomar una decisión final, esto podría ser una debilidad pero también una fortaleza, porque ves lo que está mal dentro de tus metas, tratando de corregir antes de actuar.

Precisamente de eso se trata, de que podamos hacer de los aspectos negativos (o que nuestro entorno ve como negativo) algo positivo mediante el actuar en la vida diaria, porque para lograr algo con éxito hay que caerse unas cuantas veces, viendo lo importante que es no deprimirse por los sucesos. Hay que dejar a un lado todo lo que nos reste como personas, concentrando todas las energías en poder crecer, en confiar con ojos cerrados sobre las posiciones que tomemos y en apoyarnos en quienes nos quieren para ver todo con la mirada más sincera que sea posible.

Recent Posts