¿Por qué siento envidia? 3 Consejos y 1 ejercicio para superarla

La envidia es confundida frecuentemente con los celos. Los celos se refieren a que uno se siente amenazado con respecto a un rival de la persona que amamos. Me gustaría compartir una definición de la envidia muy clara que encontré en Wikipedia:

“La envidia es la que ocurre cuando una persona carece de algunas cualidades con respecto a otra, logros o posesiones, o desea que la otra persona no posea estas cualidades. En la envidia pareciera ser que exite una comparación social que amenaza la autoestima de otra persona: alguien tiene algo que la persona envidiosa no posee”.

Por lo tanto la envidia se refiere a sentirse amenazado por alguien que creemos tiene algo importante para nosotros. Los celos por otro lado se refieren a sentirse amenazado por un rival con respecto a la persona que amamos

¿Cómo se manifiesta la envidia?

como se manifiesta la envidia
back-stabbing colleagues threatening employee with scissors and knife

Las personas con baja autoestima siempre se están comparando con los demás. Ellos creen que no tienen buenas cualidades por lo tanto se sienten inferiores a los otros. También sienten que los demás son más importantes que ellos. Alguna vez usted ha sentido envidia? Ciertamente yo he sentido envidia muchas veces. Cuando sentimos envidia tenemos la oportunidad de ser mas concientes se nuestra baja autoestima. Es una oportunidad de mirar dentro y cuestionarnos porqué la estamos sintiendo.

Sentimos envidia porque no nos aceptamos a nostros mismos, no nos amamos lo suficiente. Ambos la envidia y los celos son emociones tóxicas, sin embargo podemos utilizar estas emociones y transformarlas en saludables.
Una persona envidiosa:

  • Piensa en la persona que envidian mucho, son como un acosador espeluznante que se obsesiona con los demás sus pensamientos son de aversión y odio piensan en esas cosas que envidian (apariencia tangible o no material, rasgos de carácter) y reflexionan sobre cómo sus atributos los disminuyen (en su propia mente)
  • Minimizan tus éxitos  por completo te miran con desprecio, pero sus palabras hablan de algo parecido a la admiración (cree en el desprecio)
  • Hacen planes sobre cómo obtener lo que tienes, para ellos mismos intentan hacerte parecer menos significativo, para que puedan subirse a un pedestal (al menos en su propia mente)
  • Intentan sustituir las cosas que envidian por las que no pueden obtener, con otras cosas que pueden obtener / comprar / adquirir

Por lo tanto ellas acutuarán de la siguiente manera:

  • No lo van a felicitar sinceramente, usted va a recibir un comentario sarcástico y poco convincente de que insisten en que se dio con la mejor de las intenciones, y simplemente lo entendió mal
  • No reconocen sus exitos
  • No le agradas, pero finge ser tu amigo
  • No quieren tu felicidad y, a menudo, van a tus espaldas para sabotearla
  • No pueden soportar verte feliz y tratan de convencerte de que tu éxito y felicidad fueron una cuestión de suerte, no es merecida, no es buena, no es digna … y todo eso porque la quieren para sí mismos, pero no pueden tenerlo

¿Cómo manejar la envidia? 3 Consejos para superarla

como manejar la envidia

Para poder transformar la envidia en una emoción saludable necesitamos amarnos y respetarnos como somos y estar agradecidos por quien somos tomamdo mas conciencia que somos dignos e importantes. La envidia como una emoción saludable nos puede ayudar a volvernos mejores personas porque cuando nos damos cuenta que nos sentimos inadecuados al compararnos con otros, este es el momento de aceptarlo. Si usted siente envidia por algo que no tiene, usted puede utilizar esta emoción negativa y transformarla en positiva haciendo algo. Por ejemplo, si siente envidia porque alguien tiene un auto que usted no tiene podemos encarar esta situación de la siguiente manera:

  1. Me gustaría tener ese auto, y preguntarse puedo tenerlo?, luego pensar en diferentes maneras como guardar más dinero, ganar mas dinero, etc.
  2. La otra manera sería desear tener ese auto pero no estar dispuesto a hacer nada para tenerlo. En este caso la envidia no sirve porque no estamos dispuestos a hacer lo que se requiere para lograrlo.
  3. Finalmente nos podemos encontrar en la situación de que no podemos hacer nada ,que es muy diferente a no estar dispuesto a hacer nada. Entonces podríiamos comenzar a sentirnos agradecidos en vez de sentir envidia y sentirnos felices por la otra persona. Si no podemos sentirnos felices significa que no podemos aceptarnos como somos en este momento y estamos tratando de ser otra persona

Ejercicio para superar la envidia

Este ejercicio es imortante porque lo va a ayudar a tomar conciencia de el origen de su envidia. Cuando usted toma conciencia va a poder manejar su envidia más facilmente.

  1. Haga una lista de “disparadores” que le hacen sentir envidia.

Tome un bolígrafo y papel para hacer una lista de las cosas, personas y circunstancias que desencadenan su envidia. Es importante que reconozca estos interruptores para que pueda entender dónde comienza todo y qué hacer cuando comienza a moverse. ¿Sientes envidia de tus amigos que encontraron el amor de su vida sin siquiera intentarlo? ¿No te sientes feliz con el puntaje perfecto de tu compañero de clase para la final? ¿No te emociona cuando tus amigos de Facebook publican fotos de sus viajes al extranjero?

  1. Mire hacia atrás donde comenzó.

Cuando creas que nunca antes fuiste esta persona amargada y envidiosa, trata de mirar hacia atrás y descubrir dónde comenzó todo. ¿Qué sucedió en el pasado que te hizo dejar que esta negatividad perdurara? A veces, las frustraciones o ansiedades pasadas sobre el futuro pueden volverse vulnerables a volverse amargados y envidiosos de las cosas que no pueden tener, e incluso de las realidades que no pueden controlar.

Conclusión

Sientes envidia cuando alguien más tiene algo que tú quieres tener. Un ejemplo prototípico es cuando alguien posee un artículo caro o exclusivo que también le gustaría tener, como un automóvil caro, una hermosa casa o boletos de primera fila para un partido deportivo. Sin embargo, la emoción no se limita a las posesiones materiales. Podemos envidiar la inteligencia, la buena apariencia, la posición social o la relación de otra persona con otra persona.

En cada uno de estos casos, usted determina que la otra persona está mejor que usted y que, en su lugar, querrá esas cosas buenas para usted. Para sentir envidia de alguien, deben compararse con esa persona. Debido a que tendemos a compararnos con las personas con las que estamos en “competencia” directa, es probable que sean personas de nuestro círculo social. Entonces, aunque parece evidente que cuanto mejor esté la otra persona, más envidioso se sentirá, en la práctica es más probable que envidiemos a nuestro vecino, que está un poco mejor, que un multimillonario distante. A menudo se hace una distinción entre dos tipos de envidia: envidia benigna y envidia maliciosa. La envidia benigna se centra más en el deseo de tener el objeto de la otra persona, y la emoción se resolvería adquiriéndola. La envidia maliciosa también incluye el juicio de que la otra persona no merece lo bueno, así que no solo quieres tener el objeto para ti, sino que también quieres que la otra persona ya no lo tenga. Por ejemplo, un niño puede sentir envidia de su hermana, que tiene un lindo juguete. Si tiene una envidia benigna, simplemente podría preguntarle a sus padres si también puede tener ese juguete. Si él es maliciosamente envidioso, podría intentar robar el juguete de su hermana.

La envidia es una emoción como tantas otras y si podemos tomar conciencia de lo que estamos sintiendo podemos transformarla en una emoción saludable que nos va a ayudar a vivir mas felices.




 

Facebook Comments