¿Qué Es El Autosabotaje? Ejemplos Y Forma De Superarlo


que es el autosabotaje

Cuando hablamos de autosabotaje estamos refiriéndonos a todas esas conductas que adoptamos de forma consciente o inconsciente para obstaculizar nuestros objetivos, sin importar del tipo que estos sean (profesionales, familiares, sentimentales).

El autosabotaje es una conducta bastante común en las personas, la cual por lo general se convierte en un gran depredador de nuestra autoestima y confianza, y puede llevarnos a otras conductas auto destructivas

4 formas de Autosabotaje – Ejemplos

Existen diferentes formas de autosabotaje, algunas de las más comunes son:

  1. Sustituir situaciones que debemos atender, para ocuparnos de otras de menor relevancia, aun sabiendo que resultaría mejor si las abordamos de una vez, esto es lo que se conoce con el nombre de procrastinación.
  2. Impuntualidad, el desinterés por llegar a tiempo, es una forma de invisibilizarnos en situaciones que no creemos ser capaces de afrontar
  3. Incapacidad de desarrollar relaciones saludables, dañar tus relaciones personales, bien sea familiares, amorosas o de amistad, pues nos sentimos incapaces de demostrar nuestras emociones.
  4. Incapacidad de comprometerse, la falta de compromiso a nivel personal, emocional o laboral, nos libera de la necesidad de esforzarnos para que sea valiosa.

Por supuesto existen muchas otras formas de autosabotaje, que pueden involucrar conductas excesivas o dañinas como, consumo alcohol, drogas, comer en exceso, definiéndose entre las principales formas de autosabotaje más frecuentes.

El autosabotaje, puede darse de forma consciente o inconsciente, (directa o indirecta), y esto es lo que permite separarlas por tipo.

Tipos de autosabotaje.

  • El autosabotaje consciente es cuando tomas cada acción, en plena consciencia de que ello va en contra de lo que realmente esperas, afectando así tus metas o valores, por ejemplo, saber que debes estudiar para un examen final, y en su lugar preferir acostarte a dormir.
  • El autosabotaje inconsciente este sucede cuando, cuando tus acciones aparecen de forma inconsciente, por ejemplo: una persona que tiene miedo al fracaso, tiende a desarrollar hábitos, como la impuntualidad, o poco compromiso, falta de esfuerzo y motivación, a la hora de abordar proyectos de vida o laboral, lo cual los condena a grandes probabilidades de fracasar.

Ambos tipos de autosabotaje, pueden llevar de diferentes formas al conformismo como una forma de evadir afrontar la realidad.

¿Por qué me Autosaboteo?. Una de las razones por las que podemos llegar a autosabotearnos es porque asumimos conductas que nos ayudan a adaptarnos a situaciones incomodas que no sabemos manejar.

Por ejemplo:

  • Conductas aprendidas en nuestra infancia, generalmente nuestras primeras relaciones se repiten a lo largo de nuestra vida, de manera que nuestras experiencias son capaces de definir nuestra conducta de adultos.
  • Dinámica de relaciones pasadas, aceptar, y adaptarse a situaciones incomodas en relaciones románticas, por falta de comunicación, conductas abusivas, las cuales te llevan a conductas de autosabotaje
  • Miedo al fracaso, el miedo a no cubrir las expectativas, generalmente conduce por un camino de evasivas y excusas para autosabotearse, en definitiva, el buscar evitar el fracaso puede llevarlo negarse a intentarlo.
  • Miedo al éxito, aunque pueda resultar absurdo, el miedo al éxito, también puede conducirnos a una actitud de autosabotaje en la cual busquemos retrasar el logro de los objetivos, solo por no enfrentarnos al éxito.
  • Necesidad de control, la necesidad de controlar todos los ámbitos de tu vida, puede llevarte a desarrollar comportamientos de autosabotaje, ya que cuando logras tener el control, eso puede generar una sensación de fuerza, y seguridad, sin embargo, este tipo de comportamientos no es precisamente saludable para las relaciones interpersonales, lo cual le brinda una sensación de vulnerabilidad que desencadena otro tipo de comportamientos.

¿Cómo puedes identificar si te estas autosaboteando?

Para ser capaces de identificar cuando estamos ante un comportamiento de autosabotaje, debemos abordarnos con total honestidad ante las siguientes interrogantes.

  1. ¿Estoy postergando constantemente lo que debo hacer?
  2. ¿No doy prioridad a mi cuidado personal?
  3. ¿Me freno ante la posibilidad de fracasar?
  4. ¿Reacciono de manera agresiva ante mi imposibilidad de expresar mis emociones?

Si la respuesta a cualquiera de estas interrogantes es afirmativa, probablemente estés frente a algún tipo de comportamiento de autosabotaje.

Las conductas dañinas pueden ocurrir de forma automática, o de forma inconsciente, es por esto que para identificarlos debes traer tus pensamientos a un ámbito consciente, por ejemplo, tómese un minuto para analizar cada conducta que le genera estrés o ansiedad, entonces analice ¿qué estaba pensando antes de eso? Hacer este ejercicio con regularidad puede ayudar a identificar cuáles son los desencadenantes del autosabotaje.

Además, es fundamental que te plantees sin sientes que mereces y deseas algo mejor de lo que estas viviendo, y cuáles son esos factores que te hacen autosabotearte en tu vida personal o profesional.

¿En qué forma puedes superar el autosabotaje?

Cuando ya has podido identificar si tu conducta se enfoca al autosabotaje, y has logrado diferenciar cuales son las causas que te llevan a ello, entonces es posible comenzar a atacar esas conductas que te impiden avanzar.

Trabajar en aspectos como, la autoestima, la autoconfianza o reforzar valores pueden ser aspectos decisivos a la hora de intentar deshacernos de conductas nocivas como lo es el autosabotaje.

En algunos casos, es posible que sea necesario acudir a un profesional, ya que puede resultar doloroso destapar esas emociones dolorosas que nos llevan a autosabotearnos, un profesional, es esa persona capaz de ayudarnos a explorar esas emociones que nos hacen daño, para transformarlas en aprendizaje y poder modificar esas conductas que nos llevan a autodestruirnos.

No se trata de un proceso fácil, sin embargo, la buena noticia es que es posible interrumpir los patrones de autosabotaje solo con un poco de esfuerzo y la orientación adecuada

Conclusión.

El autosabotaje, puede ser una conducta más común de lo que podemos creer, incluso puede llegar a ser más común de lo que desearíamos creer, ya que en el fondo nos sujetamos a ella como una forma (herrada) de protegernos del dolor o de la sensación de fracaso.

Ser capaces de identificar cuando estamos siendo el principal obstáculo para nosotros mismos, es la única forma de poder buscar abandonar este tipo de comportamientos

De que forma te saboteas? Deja un comentario!

 

Facebook Comments Box

Recent Posts

Boletín

Regístrate y recibe el reporte gratis: 7 Maneras simples de mejorar la autoestima