Porque es importante mantener un intestino sano


porque es importante mantener un intestino sano

En nuestro intestino habitan más de cien billones de microorganismos de distintas especies, las cuales representan 10 veces el número de células del cuerpo humano, estos microorganismos tienen como función primordial intervenir en el proceso digestivo, permitiendo la descomposición de los alimentos, la absorción de nutrientes y la eliminación de toxinas, estas funciones están completamente controladas por el sistema nervioso entérico. Mantener el equilibrio de estos microorganismos, es fundamental para fortalecer nuestro sistema inmunológico, y mantener un intestino, y un cuerpo saludable

Han sido montones de investigaciones las que han involucrado los procesos intestinales, y a través de los cuales se ha podido demostrar la forma en la que puede afectar el desequilibrio de los microbiomas intestinales, ya que estos tienen la capacidad de promover enfermedades crónicas como, la diabetes y el carcinoma, el sobrepeso, e incluso se ha relacionado con enfermedades mentales y depresión, ansiedad, entre otras

¿Porque lo llaman el Segundo cerebro?

El sistema nervioso entérico, a menudo se conoce como el segundo cerebro, se trata de un sistema extremadamente complejo, el cual está conformado millones de neuronas, (neuronas sensoriales, neuronas motoras e interneuronas las cuales se incrustan en la pared del sistema gastrointestinal, extendiéndose desde el tercio inferior del esófago hasta el recto), las cuales se encargan de cubrir de inicio a fin el proceso digestivo, lo cual realiza con la autonomía de Sistema nervioso entérico.

Este es el componente más grande del sistema nervioso autónomo y a través de él es posible canalizar la función gastrointestinal siendo este independiente del sistema nervioso central (SNC), y de hecho es el único en nuestro cuerpo que funciona de esta forma.

Las múltiples conexiones neuronales entre el sistema nervioso entérico, y el sistema nervioso central, han sido el punto focal de múltiples investigaciones en la cuales se ha podido dar evidencia que las enfermedades adquiridas en el intestino pueden propagarse al cerebro, por ejemplo. Las encefalopatías espongiformes transmisibles, los trastornos del espectro autista, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer, la esclerosis lateral amiotrófica y la infección por el virus de la varicela zóster (VZV) han demostrado sus consecuencias dentro de las funciones gastrointestinales y neurológicas.

El sistema nervioso entérico además se encarga de sintetizar serotonina, dopamina, opioides, entre otros, y también controla la acidez, promueve el movimiento intestinal y monitorea nuestros niveles de defensa.

Las neuronas entéricas regulan el reflejo del vómito, el cual suele ser crítico los casos que este surge como efecto secundario de algún tratamiento médico como por ejemplo las quimioterapias.

El sistema nervioso entérico, puede identificar cuando hay bacterias en algún alimento que hayamos consumido, y como mecanismo de defensa ayuda a inducir vómitos o diarreas.

Claves para mantener un intestino sano.

Un intestino sano, debe tener la diversidad de microorganismos adecuada, lo cual se conoce con el nombre de microbiota intestinal, esto permite que nuestro intestino cumpla cada una de sus funciones de forma adecuada.

Mantener la salud del intestino, puede ser un proceso simple, sin logramos mantener un adecuado estilo de vida. Algunas de las claves más importantes para lograrlo son:

  • Realiza alguna actividad física, esto facilita el movimiento del colon, de manera de poder tener una evacuación regular y ayuda a mitigar los síntomas del colon irritable.
  • Ten un manejo adecuado del stress, el estrés se ha relacionado con múltiples complicaciones en el intestino, las actividades físicas son fundamentales para canalizar los niveles de estrés que se manejan en nuestra vida.
  • Cuida tu alimentación, evita consumir alimentos procesados, incluye vegetales verdes y proteínas, disminuye el consuma de azúcar.
  • Consume carnes magras, como lomo de cerdo y aves de corral sin piel, este tipo de carnes son más fáciles de digerir.
  • Realiza más comidas en menos porciones, realizar al menos 5 comidas al día con porción es equilibradas puede ayudar a que tu intestino procese de manera adecuada los alimentos
  • Mastica bien la comida, generalmente se recomienda no masticar menos de 30 veces antes de tragar el alimento, esto ayuda al proceso digestivo, y además previene el sobrepeso.
  • Consume probióticos, como por ejemplo el yogurt, este tipo de alimentos promueven la formación de bacterias buenas.
  • Consume prebióticos, opciones como los espárragos, las cebollas, el ajo y los alimentos ricos en prebióticos que estimulan el crecimiento y la actividad de los probióticos.
  • Evita el consumo de grasas saturadas, y en su lugar incorpora alimentos con grasas naturales, que beneficien el proceso digestivo, tal es el caso del aguacate o las nueces
  • Aumenta el consumo de agua, lo recomendable es unos 8 de vasos de agua al día.
  • Controla las bebidas alcohólicas y el café, este tipo de bebidas estimulan el proceso digestivo.

Son muchos los factores que pueden influir en la salud del intestino, incluso puede que manejes muy bien la mayoría de estas claves, pero si falla alguna, probablemente estés disminuyendo las funciones intestinales, es por eso que el proceso preventivo, requiere de mucho compromiso personal para lograrlo.

Conclusión.

El intestino además de tener un rol protagónico en el proceso de digestión y absorción de nutrientes, también tiene la capacidad de afectar una amplia gama de procesos dentro del cuerpo y es por eso el énfasis que se maneja en mantenerlo sano.

Mantener la salud del intestino, puede parecer bastante simple, si comprendemos que nuestro estilo es decisivo para lograrlo. Cuando somos capaces de incorporar a nuestra vida hábitos saludables de forma permanente, indudablemente podemos mantener la salud de nuestro intestino, y con esto evitar fallas de nuestro sistema inmunológico, incluso hay evidencia solida que al lograrlo puedes prevenir enfermedades como la diabetes, la artritis, el cáncer y la depresión, el sobre peso entre otras.

La verdad es que nuestro intestino, lleva una gran carga dentro de muchos procesos en nuestro organismo, y esto lo ha llevado a ser un elemento de exploración constante, el cual de hecho ha demostrado que aún deja mucho espacio para la exploración e investigación, sobre su funcionamiento y la forma en la que estas pueden repercutir en nuestra vida y nuestra salud.

 Aprende ahora como puedes comenzar la dieta antiinflamatoria

Dieta Anti-Inflamatoria Para Principiantes. 44 Recetas Fáciles De Preparar Para Aliviar La Inflamación

 

Facebook Comments Box
¡Haz clic para valorar esta entrada!
[Total: 1 Average: 4]

Recent Posts