Que es el Miedo al Abandono y sus Síntomas

En este artículo aprenderás

Que significa el miedo al abandono? Definición

Miedo al abandono y la relaciones

7 síntomas comunes de quienes sufren de miedo al abandono

Miedo y ansiedad

Definición de baja autoestima

Cómo superar el miedo al abandono

Citas sobre el miedo al abandono

miedo a que me abandonen

Definición del miedo al abandono

Lo que más temes – el abandono, el rechazo, el fracaso, la pérdida, la humillación – ya te ha ocurrido.
Deepak Chopra El miedo al abandono, también llamado Autofobia[1], es un trastorno psicológico caracterizado por el miedo incontrolable a quedarse solo. Una forma de ansiedad que se observa con frecuencia y que suele ser inofensiva, pero que puede ser amenazante en casos extremos.
Web Med define la autofobia como [2]: Un miedo anormal y persistente a la soledad, al hecho de estar solo. Un miedo a la soledad. Los que sufren de autofobia pueden experimentar ansiedad, aunque se den cuenta de que estar solos no amenaza su bienestar. Pueden preocuparse por ser ignorados y no amados, o pueden preocuparse por la presencia de intrusos, ruidos extraños o la posibilidad de desarrollar un problema médico.

El miedo al abandono pronto hace que la persona afectada adquiera comportamientos talmente compulsivos que pueden llevar a atributos y rasgos devastadores del carácter que pueden sabotear las relaciones y, finalmente, causar el temido abandono.
El Miedo y la Ansiedad son la base de la baja autoestima. Aquellos que sufren de baja autoestima experimentan miedo y ansiedad extremos. La persona sufre miedo al abandono porque fue herida en el pasado, tal vez experimentó lo que significaba sentirse emocionalmente abandonada y por lo tanto se siente indigna y no querida. Estos sentimientos de abandono crean vergüenza y bajan su autoestima. No está a la altura de todo su potencial porque se siente menos que los demás.

Un problema en el diagnóstico de este trastorno es que los síntomas tienden a ser discretos. Es tan discreto que la mayoría de las veces la gente no se da cuenta de que lo padece. Cualquiera puede verse afectado. Si este miedo interfiere con el modo en el que usted vive, es posible que esté sufriendo de este trastorno

Miedo al abandono y a las relaciones

El miedo al abandono: no es propio de un pueblo determinado, sino que es común a todos los humanos, la forma en que lo canalizamos determina su efecto bueno o malo; puede romper nuestras relaciones con las personas o podemos canalizar esa energía para fortalecer nuestras relaciones con las personas. La habilidad de lidiar con ese miedo es la primera clave para determinar la habilidad de convertir esa energía en nuestro poder para sanar. A causa del miedo al abandono, la mayoría de las personas se vuelven antisociales y hostiles o se vuelven solitarias para no conectarse con alguien lo suficiente como para no querer perderlas, más bien construyen muros para empujar a los demás hacia afuera, mientras que aquellos que ya tienen relaciones con la gente empiezan a parecer demasiado necesitados, o a mostrarse en constante incertidumbre y a exudar inseguridad. Pero hay otras formas, además de las que pueden ser explotadas para hacer frente a una situación de este tipo, entre ellas;

1. Aceptar que es un atributo humano, no hay que castigarse por ello ni creerse débil.
2. Hay que amarse lo suficiente para saber que vale la pena estar con uno
3. Dominar las propias inseguridades en lugar de proyectarlas sobre los demás
4. Cuando aparezcan esas inseguridades hay que aceptarlas, lo suficientemente bien como para suprimirlas en lugar de dejar que tomen el control.
5. No hay que apegarse demasiado a una persona, hay que dedicarse a otros actos o personas o cosas que brinden suficiente alegría como para evitar ser demasiado dependiente de una sola fuente de cuidado y afecto, amor y atención, así como de satisfacción. Hay que hacerse amigo de mentes similares, encontrar un pasatiempo, alimentar la propia pasión, persiguir los propios sueños. Cuando todas esas cosas aparecen en el camino, el miedo a ser abandonado no se presentará.

Entre algunas de las causas del miedo al abandono encontramos:

La causa más común es la muerte, partida o abandono de alguien importante.
Otra causa es una experiencia traumática que implica quedarse solo en algún lugar.
Y la tercera causa es el recuerdo o estigma que surge de la experiencia de estar solo. Aunque estas son las causas más comunes, las causas del miedo al abandono no se limitan a estas tres.
El miedo a no ser amados, al abandono, a ser considerados egoístas, es el motivo principal de la vulnerabilidad y de la dependencia emocional. Por lo tanto, nuestros dos desafíos más difíciles son creer verdaderamente que está bien ser uno mismo y aprender a vivir con los propios miedos, a salir adelante a pesar de ellos y a sanarlos. Sue Thoele

7 síntomas comunes de quienes sufren de miedo al abandono

miedo al abandono

Los síntomas comunes que se pueden observar en las personas que sufren miedo al abandono son los siguientes:

1. La persona siempre busca contactar a la gente, especialmente a aquellos que le importan, en un esfuerzo por asegurarse de que no está sola.
2. La persona entra en pánico cada vez que la otra parte comete un error. Este error es algo que asocian con alguien que intenta dejarlos.
3. La persona hace un “chantaje emocional” a la otra persona. Él/ella diría lo que sea necesario para hacer que la otra persona se quede con él/ella.
4. La persona haría lo que fuera necesario, incluso cosas que normalmente no haría para hacer que la otra persona se quede con ella.
5. La persona prefiere abandonar a los demás antes que arriesgarse a ser abandonada por ellos. Esta es una táctica utilizada para evitar el apego emocional o el compromiso.
6. La persona está en constante necesidad de la tranquilidad de la gente que le importa en un esfuerzo para asegurarse su amor y cuidado.
7. La persona siempre cuestiona su autoestima, no está segura de su propio juicio y prefiere pedir la aprobación de los demás.
Aunque estas no son evidencias claras, cuando se ve que alguien tiene estos síntomas, hay una buena probabilidad de que esté afectado por la autofobia. Además, cada síntoma puede tener consecuencias peligrosas y potencialmente mortales si no se controla.


MIEDO Y ANSIEDAD

El miedo por sí solo es una herramienta fuerte que afecta a la mente y determina una acción o reacción de una persona ante determinadas situaciones o cosas. La ansiedad, por otro lado, es vista como un tipo de miedo mayormente asociado con amenazas o un mal que se presentará en el futuro. El efecto del miedo y la ansiedad puede pasar en poco tiempo o puede durar mucho tiempo, e incluso hacer que uno se quede atascado. El efecto del miedo y la ansiedad se puede proyectar en la capacidad de concentrarse, vivir en paz, hablar, comer, dormir o incluso conversar con otras personas, así como llevar a cabo actos o responsabilidades. También se sabe que afecta las condiciones de salud, arrojando a una persona afectada en un estado como un ataque de pánico, y también puede afectar la toma de decisiones. Limita a las personas de participar en actos que temen o que los ponen ansiosos, por lo que podrían no lograr lo que quieren con tal de no confirmar ese miedo o combatir esa ansiedad. Si esto sucede de forma crónica, puede requerir la ayuda profesional de un terapeuta o consejero también cuando se vuelve agudo y se ve que es personalmente incontrolable. Sin embargo, en su etapa inicial, se puede detener, y las maneras de lidiar con estos sentimientos incluyen;

1. Enfrentarse a tales temores, especialmente cuando no se trata de una amenaza a la vida o de una ocasión de lesiones corporales. La mayoría de las veces el miedo y la ansiedad nacen de situaciones desconocidas e inciertas.
2. Hay que identificar la causa del miedo y/o la ansiedad y las maneras de enfrentarlas y combatirlas. Se deben establecer metas en lo que respecta a cómo abordarlas y trabajar fervientemente para alcanzarlas.
3. Ejercitarse, pues algunas formas de ansiedad se pueden reducir con ejercicios sencillos que le permiten al cuerpo desmontarla cuando aparece.
4. Descanso y relajación. Cuando el cuerpo está demasiado alterado, es más propenso a la ansiedad.
5. Alimentación saludable; una buena dieta y una alimentación regular también pueden crear resistencia a la ansiedad.

DEFINICIÓN DE BAJA AUTOESTIMA


Este es un estado psicológico de la mente que se relaciona con un pensamiento reducido o una opinión condescendiente de uno mismo, de tal manera que una persona se desprecia a sí misma o no cree en su propia capacidad. Es una percepción negativa de uno mismo hasta el punto de la incredulidad y la desconfianza. Esto probablemente sucede desde una etapa temprana de la vida y es causado por algunos factores que pueden incluir la intimidación, la burla, y cualquier otra cosa que hace que uno no se sienta lo suficientemente bueno. También puede ser causada por eventos actuales o enfermedades que hacen que uno se sienta inadecuado y que por lo tanto hacen que la autoestima de la persona se hunda. Una baja autoestima dificulta la capacidad de una persona para participar en actividades sociales u otros actos en los que podría haber sobresalido si lo hubiera intentado.

Mata la confianza y permite conformarse con menos. La persona empieza a evitar instancias o actos que podrían ayudarla a mejorar y más bien se conforma con un nivel mediocre de vida. También puede llevar a la depresión y causar ansiedad. La mayoría de las personas adquieren hábitos poco saludables, como el alcoholismo y el tabaquismo, para reducir el efecto de su situación y una reacción errónea a ella puede resultar en actos tan feos como la violencia. Cuando estas tendencias extremas son frecuentes, es necesario consultar a un terapeuta o consejero en busca de ayuda. Las personas afectadas también pueden tomar algunas medidas para aliviar el efecto, entre las que se incluyen formas de hacerlo;

1. Ser más positivo: hay que atacar los pensamientos negativos sobre sí mismo y ser más positivo sobre las propias habilidades. Puede ser útil anotar las razones por las que se cree que no se puede lograr algo y luego decirse a sí mismo las razones por las que sí puede.
2. Hay que anotar las habilidades: reconocer en qué se es bueno, leerlas si es posible y leerlas para sí mismo tan a menudo como sea posible para estimular las propias habilidades.
3. Rodearse de gente positiva: es necesario encontrar personas con mentes similares a la propia que puedan animarnos y fortalecernos cuando sentimos depresión.
4. Ser asertivo: Hay que aprender a defender las propias creencias, cuando se trata del propio valor, mantenerse en pie para defender la propia posición y afirmarse a sí mismo.

Cómo superar el miedo al abandono


Superar el miedo al abandono es algo que se puede lograr con una combinación de medicamentos, psicoterapia y terapias alternativas.
El paciente debe ser diagnosticado adecuadamente. Después del diagnóstico, el paciente puede someterse a estas formas de tratamiento. Se pueden prescribir medicamentos como tranquilizantes y antidepresivos.

La terapia conductual tiene como objetivo permitir que la persona obtenga control sobre el comportamiento no deseado mediante el uso de diferentes técnicas.
La terapia cognitiva tiene como objetivo cambiar los patrones de pensamiento no saludables. A los pacientes también se les enseña a relajarse, ya que el estrés puede desencadenar la ansiedad. Al paciente también se le pueden enseñar habilidades de recuperación, habilidades que le ayudan a lidiar con la adversidad, ya que el paciente en última instancia debe buscar la recuperación para y por él/ella.

La asesoría y la comunicación constante son importantes para aliviar el miedo al abandono, por lo que una mano amiga es siempre útil para la recuperación.

CITAS SOBRE EL MIEDO AL ABANDONO

Una de las lecciones más grandes de mi propia vida fue aprender a convertir el alboroto interno del odio y la ira hacia mi propio padre por su comportamiento reprensible y el abandono de su familia en una reacción interna más estrechamente alineada con Dios y el amor realizado por Dios.
Wayne Dyer

Dicen que el abandono es una herida que nunca se cura. Solo digo que un niño abandonado nunca olvida.
Mario Balotelli

Vengo de un entorno violento. Así que me volví duro. Me di cuenta de que había cambiado para lidiar con un sentimiento de abandono y vergüenza
Mickey Rourke

Tuve que ponerme en contacto con la fuente, tuve que volver a mis problemas de abandono con mi madre, tuve que entrar en problemas con mi padre que ni siquiera había mirado antes.
Kenny Loggins

Una respuesta a sentirse abandonado es abandonarse a uno mismo.
Theodore Millon




Facebook Comments