Carl Rogers – Biografía y su Teoría

Quien fue Carl Rogers?

Carl Ransom Rogers nació en Oak Park, Illinois en 1902. Su familia era profundamente religiosa con una creencia protestante. Carl Rogers tuvo cinco hermanos, durante su infancia, creció en un ambiente religioso estricto, con un alto sentido de la ética, también tuvo una infancia muy solitaria.
Estudió agricultura en la Universidad de Wisconsin, pero quería cambiar su vida después de asistir a una conferencia religiosa, ingresando al Seminario Teológico para estudiar teología.
Carl Rogers en la escuela secundaria, fue uno de los mejores estudiantes de su clase y representó a su país en un congreso de la federación cristiana mundial en China.

En este congreso, dio charlas sobre religión. Viajó por todo el oeste de China expresando sus ideas y destacándose como uno de los mejores exponentes. Durante esta experiencia de seis meses, Carl quedó impresionado con la diferencia cultural que existe y las diferentes formas de vida, cambiando su pensamiento y rompiendo la dura doctrina religiosa de sus padres.

Después de esta experiencia, Carl Rogers decide estudiar psicología clínica en Columbia, obteniendo un doctorado en 1928 y un doctorado en filosofía en 1931.

Su vida tuvo un cambio radical en el año 1940, Carl decidió enseñar psicología en la Universidad Estatal de Ohio. Durante esta experiencia, Carl Rogers decide desarrollar sus ideas sobre la psicoterapia.

Después de su tiempo en la Universidad Estatal de Ohio, decidió cambiarse a la Universidad de Chicago en 1945, continuó con su cátedra de psicología y dirigió un centro de asesoramiento especial. Fue durante esta época de su vida cuando escribió uno de sus más importante libros: “Terapia centrada en el cliente: su práctica actual, sus implicaciones y su teoría”. Durante estos años también comenzó a elaborar su teoría de la personalidad.

Ocupó un cargo como miembro del Western Behavioral Sciences Institute en 1964, en California. Durante este año fue miembro fundador del centro de estudios para la persona.

En 1956 recibió el premio como “contribución científica distinguida” y en 1968 recibió el premio como un desempeño profesional de la asociación psicológica estadounidense.

Carl Rogers murió el 4 de febrero de 1987 en La Jolla, California. Fue la figura central de la psicología humanista actual durante más de cuatro décadas en los Estados Unidos y México.

La Unica persona educada Carl Rogers

Desarrollo de la personalidad

Ciertas corrientes de la psicología se han asociado con una visión pesimista del ser humano. Por ejemplo, el psicoanálisis de Sigmund Freud presenta una explicación de la psique en la que los deseos inconscientes y su choque con las normas sociales rigen nuestro comportamiento, y el conductismo estadounidense ha sido acusado de presentar a las personas como máquinas que reaccionan a estímulos externos.

Los psicólogos humanistas como Carl Rogers surgieron como una especie de contraste o corriente alterna a lo que se manejó hasta ese momento, así es como propusieron algunas ideas sobre procesos mentales en los que el centro es la libertad de las personas al momento de tomar el curso de sus vidas.

Para los psicólogos de la corriente humanista, los factores de la biología o del medio ambiente son determinantes en el comportamiento y no conducen inevitablemente al individuo hacia ciertos tipos de comportamiento. Es decir, no fueron decisivos.

Carl Rogers, basándose en sus estudios, argumentó firmemente que la personalidad de cada persona se desarrolló de acuerdo con la forma en que logra acercarse (o alejarse) de sus metas vitales, sus propias metas.

La idea de que el autodesarrollo y la forma en que las personas luchan por alcanzar y lograr sus ideales y metas son la base de la psicología humanista, a todo esto, Carl Rogers agregó que el desarrollo personal es la forma en que se forja el carácter y la personalidad del individuo. (1)

Libros de Carl Rogers

$25,50
in stock
9 Nuevo Desde $25,50
1 Usado Desde $57,00
Amazon.com
$55,80
$55,95
in stock
10 Nuevo Desde $41,85
8 Usado Desde $52,32
Amazon.com
$7,46
in stock
17 Nuevo Desde $3,99
18 Usado Desde $5,65
Amazon.com
Última actualización: October 1, 2019 11:19 pm

Los principios para la buena vida

Lograr la felicidad es el objetivo del ser humano, pero el concepto de felicidad es relativo para cada persona, Carl Rogers, basándose en sus ideales humanistas, elaboró ​​una serie de principios a partir de los cuales consideró que se podría construir una buena vida, los llamo: Principios para la buena vida, consisten en 7 objetivos que el individuo debe seguir y cumplir y esto garantizará una buena vida, esta no es una receta para la felicidad, pero son aspectos comunes de las personas totalmente funcionales, Rogers estudió los aspectos comunes en estos personas y así fue como encontró sus principios.

  1. Aceptación de todas las experiencias, incluidas las nuevas.
  2. Un estilo de vida existencial, en el que cada momento es apreciado y vivido al máximo.
  3. Un nivel de confianza con las decisiones mismas.
  4. Mayor libertad de elección.
  5. Creatividad y adaptabilidad sin conformarse necesariamente.
  6. Fiabilidad y constructividad en sus tratos con los demás.
  7. Preferencia por vivir una vida rica y plena.

Autorrealización

Carl Rogers consideró que los seres humanos mantienen un principio básico, que es la tendencia a la autorrealización. Pueden crecer y alcanzar su máximo potencial si las condiciones son correctas, pero están limitadas por las condiciones ambientales.

El potencial del individuo humano es único y está destinado a desarrollarse de diferentes maneras dependiendo de la personalidad.

Rogers postuló que para que una persona logre la autorrealización, debe permanecer en un estado de congruencia. Esto significa que la autorrealización ocurre cuando el “yo ideal” de la persona (a quien le gustaría convertirse) es congruente con sus comportamientos reales.

El principal determinante de si nos convertiremos en personas actualizadas o no son las experiencias de la infancia.

Teoria de Carl Rogers

La persona completamente funcional

Cuando un individuo logra la autorrealización, se convierte en una persona totalmente funcional, todas las personas pueden alcanzar todas sus metas y objetivos, la autorrealización representa un crecimiento y cambio constantes. (2)

Consideración positiva incondicional

Es una modalidad terapéutica que considera que una relación positiva entre el terapeuta y el paciente es una parte vital de un tratamiento efectivo (difiere de enfoques más mecánicos y rígidos como el psicoanálisis). Rogers desarrolló su enfoque terapéutico centrado en el cliente popularizó ese término en 1956 cuando estableció cuatro competencias de psicoterapeuta:

  • Empatía
  • Consideración positiva incondicional
  • Congruencia
  • Actitud hacia la técnica.

La visión humanista de Rogers lo hizo considerar que la aceptación y el interés genuino e incondicional en el paciente permitieron un contexto más libre en el momento de la terapia, favoreciendo la confianza, señaló que a través de la empatía, los clientes eran más comunicativos y receptivos, a diferencia de la atmósfera de tensión creada en las sesiones donde el cliente fue abordado con preguntas directas.

Que es el Autoconcepto

El autoconcepto, según Rogers, se refiere a la “imagen mental” que los individuos tienen de sí mismos. Esta imagen mental está fuertemente influenciada por las condiciones de valor establecidas por otros. Además, el individuo también tiene un autoconcepto ideal, es decir, el autoconcepto que más le gustaría tener. Cuando alguien es psicológicamente saludable, el autoconcepto se parece mucho al yo ideal, ya que el yo ideal simplemente proporciona pautas para el crecimiento y el desarrollo, ya que revela lo que el individuo está luchando en su vida. Luego se dice que su autoconcepto es congruente. Si una persona no es psicológicamente saludable, el autoconcepto no se parece al yo ideal. Más bien, el yo ideal representa formas extremas de ideales establecidos por otros para la persona y no está en sintonía con el potencial real de la persona. Esto significa que su autoconcepto es incongruencia.

Cuando el autoconcepto de alguien es congruente, significa que no puede integrar sus experiencias con la imagen que tiene de sí mismo. Estas personas finalmente terminan distorsionando y negando experiencias que encuentran amenazadoras para su autoconcepto, en otras palabras, no permiten que estas experiencias entren en su conciencia. Esto lleva a una red compleja de ideas falsas sobre el yo y aumenta la posibilidad de que situaciones futuras se experimenten como amenazantes. Si bien los mecanismos de defensa empleados por personas con autoconceptos congruentes pueden ayudar a mantener las experiencias amenazantes fuera de su conciencia, no elimina estas amenazas y, finalmente, los mecanismos de defensa pueden resultar inadecuados para proteger al individuo de las experiencias congruentes. Esto, según Rogers, es la raíz de todos los trastornos mentales.

Según Rogers, tener un autoconcepto congruente significa haber experimentado la aceptación de los demás por lo que son, tal como son. Las personas con autoconceptos congruentes no sienten que tienen que cumplir requisitos particulares para alcanzar la estima de los demás y son capaces de reconocer y expresar todos sus sentimientos y necesidades. Además, estas personas se sienten libres de incluir todas las experiencias en su autoconcepto que, como resultado, se vuelven flexibles y abiertas al cambio. En última instancia, un autoconcepto congruente significa poder acceder a su verdadero potencial interno y vivir una vida rica en experiencia y significado.

Citas de Carl Rogers

Cuando alguien realmente te escucha sin juzgarte, sin tratar de responsabilizarte por ti, sin tratar de moldearte, se siente muy bien. . . . Cuando me han escuchado y cuando me han prestado atención, puedo volver a percibir mi mundo de una manera nueva y continuar. Es sorprendente cómo los elementos que parecen insolubles se vuelven solubles cuando alguien escucha. Cómo las confusiones que parecen irremediables se convierten en corrientes relativamente claras cuando se presta atención.

Las personas solo consideran seriamente el cambio cuando se sienten aceptadas exactamente por lo que son.

En mis primeros años profesionales hacía la pregunta: ¿Cómo puedo tratar, curar o cambiar a esta persona? Ahora formularía la pregunta de esta manera: ¿Cómo puedo proporcionar una relación que esta persona pueda usar para su propio crecimiento personal?

En una persona que está abierta a experimentar cada estímulo se transmite libremente a través del sistema nervioso, sin ser distorsionado por ningún proceso de defensa.

Cuando la otra persona está herida, confundida, preocupada, ansiosa, alienada, aterrorizada; o cuando él o ella es dudoso de la autoestima, incierto en cuanto a identidad, entonces se requiere comprensión. La compañía gentil y sensible de una postura empática … proporciona iluminación y curación. En tales situaciones, creo que la comprensión profunda es el regalo más preciado que uno puede darle a otro.

Referencias

  1. http://journalpsyche.org/revisiting-carl-rogers-theory-of-personality/
  2. https://www.simplypsychology.org/carl-rogers.html
  3. Image and quote: BAPCA 2015

Facebook Comments